La Ecoterapia es una nueva aproximación al ser humano, que considera a éste, como un elemento más de toda la naturaleza existente. Durante siglos las filosofías han tratado de imponer un modelo donde el ser humano se ve a si mismo como algo ajeno a todo lo que nos rodea. De esta manera el énfasis se ha puesto en la “transformación de la naturaleza” como si nosotros no formaramos parte de aquella.

El enfoque terapeutico entonces, es diametralmente opuesto a las terapias tradicionales que basan su metodología en llevar al paciente a un ambiente aséptico donde su problema es definido generalmente como un problema de “relaciones humanas”

La psicología entonces sigue viendo al paciente como a un ser “desnaturalizado” y acepta por omisión el principio de que somos “diferentes” a todo lo que nos rodea

Debido a esto, podemos entender porqué la psicología en muchos casos es estéril y demasiadas terapias no funcionan. El “yo” que la mayoría de las psicologías describe y pretende curar, no existe. Es una ficción social.

En realidad la personalidad humana existe en la intersección de los antiguos ciclos del agua, del aire, del suelo.

Sin esto, no hay “yo” y cualquier intento de sanar la personalidad sin reconocer este hecho fundamental está condenado al fracaso.

No hay “YO” sin aire, sin agua, sin suelo.

ecoterapia